Programa sobre Cuba

El CDA se opone a la política de Estados Unidos hacia Cuba y buscar reemplazar el actual enfoque de intentar obligar al gobierno cubano a desmantelar su sistema, por uno que contemple nuevas políticas que nos lleven a la normalización y reconocimiento del gobierno cubano.

Desde 2001, como parte de nuestro programa hemos organizado más de 30 visitas y viajes de investigación a Cuba, incluyendo delegaciones bipartidistas con cerca de 80 miembros del Senado y de la Casa de Representantes del Congreso estadounidense, incluyendo funcionarios de esas oficinas. Los viajes a Cuba permiten a quienes deciden las políticas de Estados Unidos experimentar directamente la realidad cubana, entender los defectos de esas políticas estadounidenses y escuchar lo que los cubanos de todas las esferas de la vida nacional opinan sobre cómo ellos mejorarían la política de EU.

El CDA ha testificado ante el Congreso de Estados Unidos sobre propuestas para llevar adelante acercamientos con Cuba, y ha publicado comentarios en periódicos como el Washington Post y el Washington Times, además de otras publicaciones tradicionales y electrónicas. Hemos traído auténticas voces de Cuba para que visiten las oficinas de legisladores y de altos funcionarios del Poder Ejecutivo de Estados Unidos. Asimismo, publicamos un resumen noticioso, ampliamente distribuido y respetado, que es leído semanalmente por políticos y periodistas, activistas y académicos, tanto por gente que reside en Estados Unidos  toda la región.

La política de Estados Unidos hacia Cuba, presente por más de 50 años, ha fallado y aísla a nuestro país del pueblo cubano. Además, el gobierno de Cuba está tomando decisiones en este momento, desde reformas sociales y económicas  hasta el fortalecimiento de sus relaciones exteriores, para preservar y modernizar su sistema con miras hacia el siglo XXI. La actual política de Estados Unidos y los objetivos del gobierno cubano no pueden ser reconciliados. Es esencial dotar a las autoridades políticas de Estados Unidos de nueva información y de un amplio rango de perspectivas sobre Cuba, para realinear las políticas y hacerlas útiles a nuestros intereses generales en la isla y en la región.

Cuba es central para el trabajo de nuestra organización, pues el cambio de la política de Estados Unidos tendría un impacto beneficioso y duradero en la sociedad cubana y estadounidense. Además, enviaría la señal a América Latina en cuanto a que los Estados Unidos está listo para comprometerse una vez más con la región, con sus problemas y con su gente.